rr
Antropología Nutrición
rt
INICIO COLUMNISTAS PACHAMAMA LA PROTEICA FM VIDEOTECA EDUCACIÓN LION YSS

25/05/013. Mary J Armúa Bueno. Licenciada en Nutrición/Nutricionista Clínica. Master en Dirección de Empresas de Salud. Informe Monsanto 2013

Envío la traucción que hice sobre un artículo que me envió hoy un amigo de Kentucky, USA. Puede tener errores de sintaxis, pero creo que da información valiosa. Estoy muy interesada en conocer más y difundir este tipo de datos, tan relevantes para la población.

El problema común que enfrentamos es el poder de la riqueza concentrada y monopólicos intereses corporativos. Esto ha creado una economía capitalista de camarillas que utiliza el gobierno para enriquecer aún más los ricos a expensas de la gente, a menudo peligrosa para nuestras necesidades básicas para la vida. Un claro ejemplo de esto se encuentra en el comportamiento de la corporación química y con semilla, Monsanto.

Monsanto amenaza el suministro de alimentos del mundo; se trata de un reto de nuestra era. Esta lucha es fundamental para la crisis global del ecosistema, economía y energía. Monsanto también promueve  productos químicos tóxicos en el medio ambiente y promueve prácticas agrícolas que agravan el cambio climático.

Las acciones de Monsanto realmente afectan a cada uno de nosotros. Anteponen sus ganancias económicas a la necesidad de alimentos saludables, a la necesidad de diversas fuentes de semillas y a la estabilidad de la economía agrícola. Controlan el acceso a semillas y promueven agresivamente organismos genéticamente modificado (OGM) y productos químicos tóxicos, a pesar de las graves preocupaciones que esto genera en la comunidad científica mundial. Y logran esto con gran ayuda del gobierno estadounidense.

Cuando el Presidente Obama nombró un cabildero de Monsanto, Michael Taylor, como el "Zar de la comida" (oficialmente, el Comisionado Adjunto para los alimentos) – eludiendo el proceso de confirmación del nombramiento por parte del Senado, que habrían traído la atención del público  – es un ejemplo más de corrupción, de cómo ambos partidos han visto dañada su imagen ante la gente, por la influencia de esta empresa monopólica.

Se ha gestado una movilización global para desafiar a Monsanto. La gente se ha dado cuenta de que estamos en una lucha para nuestra supervivencia. 25 De mayo es un día mundial de acción contra Monsanto que tendrá lugar en cientos de ciudades y de 41 países. Monsanto debe ser detenido antes de que su avaricia sin trabas destruya nuestra salud y el medio ambiente. Lo invitamos a unirse a los esfuerzos para detener la Monsanto.

Monsanto: Una amenaza para la salud pública y el medio ambiente

Los Productos de Monsanto exigen incrementar el uso de fertilizantes, pesticidas, herbicidas, agua y energía. En un momento en el que el mundo necesita hacer una transición desde métodos destructivos de la energía y la agricultura química intensiva, hacia el cultivo local y orgánico de la alimentación y la agricultura, Monsanto está tirando del mundo en la dirección opuesta.

Monsanto comenzó como una compañía química en 1901. En la década de 1930, fue responsable de algunos de los productos químicos más dañinos en nuestra historia - bifenilos policlorados, o de PCB y dioxinas. Según un Food & Water Watch Perfil corporativo, una sola industrial de Monsanto en Sauget, Illinois, produjo el 99% de PCB hasta que fueron prohibidas en 1976. Los PCBs son cancerígenos y perjudiciales a múltiples órganos y sistemas. Ellos todavía ilegalmente son arrojados a las vías fluviales, donde se acumulan en plantas y cultivos, así como peces y otros organismos acuáticos, que forman parte de la alimentación humana. La planta de Sauget es ahora el hogar de dos sitios Superfund. (Superfund es el nombre común para la Exhaustiva Respuesta Ambiental, Compensación y Responsabilidad de 1980 (CERCLA), una ley federal de los Estados Unidos diseñado para limpiar los sitios contaminados con sustancias peligrosas. Superfund creó la Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades (ATSDR) y proporciona autoridad federal para limpiar emisiones de sustancias amenazdoras que puedan poner en peligro la salud pública o el medio ambiente.)

Dioxina es el defoliante utilizado en Vietnam, conocido como agente naranja. Es uno de los más peligrosos químicos conocidos, un cancerígeno altamente tóxico vinculado a enfermedades de 50 y 20 defectos de nacimiento. Entre 1962 y 1971, fueron asperjadas 19 millones de toneles del agente naranja en Vietnam. Una demanda colectiva presentada por los veteranos de Vietnam expuestos al agente naranja fue “arreglada” por $180 millones de dólares. Una planta de Monsanto que hizo dioxina en Times Beach, Missouri, envenenó tanto el área, que la ciudad ha sido borrada del mapa. Miles de personas tuvieron que ser reubicadas y ahora también es un sitio de Superfund. De acuerdo con su método de operación, Monsanto ha negado responsabilidad por el daño que han causado estos productos químicos.

Su mayor venta química en todo el mundo es el herbicida glifosfato, vendido bajo el nombre de RoundUp. Monsanto lo comercializa como un herbicida seguro y ha hecho una fortuna de él. Venta de Roundup y otros herbicidas basados en glifosato representan el 27 por ciento de las ventas netas totales de Monsanto 2011. Ingenieros de Monsanto modifican genéticamente las semillas, con la marca "Roundup Ready," resistir Roundup para que el herbicida sea absolutamente necesario para quienes comprar estas semillas. Semillas “Roundup Ready” ha sido la más exitosa línea de productos modificados genéticamente de Monsanto y han hecho a Roundup, el herbicida, el más utilizado en la historia del mundo.

Roundup es tóxico, conocido como causante de cáncer, enfermedad de Parkinson, defectos de nacimiento e infertilidad. Un Informe Europeo 2012 encontró que, " La Industria supo de sus propios estudios desde los años 80 que el glifosato causa malformaciones en animales de experimentación a dosis elevadas" y que la industria ha sabido "desde 1993 que estos efectos también ocurren en baja y media dosis." Esta información no se hizo pública, y Monsanto y la gente del gobierno europeo continuaron engañando a la gente, diciéndoles que el glifosato fue seguro – como lo hizo el gobierno estadounidense.

Ante Negación de Monsanto de esta toxicidad , Tierra Open Source señaló explícitamente a los estudios, incluyendo algunos financiados por Monsanto, que demostró "glifosato causa defectos congénitos en animales de experimentación" y también "cáncer, daños genéticos, alteraciones endocrinas y otros efectos graves para la salud. "Muchos de estos efectos fisiológicamente relevantes se encuentran a partir de dosis muy bajas.

Antes del uso de semillas resistentes al glifosato, los agricultores utilizan menores cantidades de Roundup por temor a matar a sus propias plantas (ya que el herbicida Mata todo lo verde). Pero, un informe 2012 que con semillas resistentes a, "el herbicida puede rociar en grandes cantidades, a menudo desde aviones, cerca de casas, escuelas y pueblos, dando como resultado incrementos masivos en cáncer y defectos de nacimiento."

Además, los agricultores están descubriendo “super malezas” Resistente al roundup, que no son eliminadas por el herbicida. Un granjero de Arkansas dice en U.S. News "esto no es ciencia ficción, esto está pasando ahora mismo. Estamos creando super malezas". De hecho, hay ahora 24 malas hierbas resistentes al Roundup que se han divulgado. En respuesta a la aparición de estas malas hierbas, un informe muestra que: "... los agricultores utilizan progresivamente más glifosato, así como mezclas de otros herbicidas más tóxicos." De hecho, los agricultores que cultivan cultivos transgénicos utilizan cerca de 25 por ciento más de herbicidas que los agricultores que utilizan las semillas tradicionales.

Monsanto produce una variedad de plaguicidas que son menos conocidos. Jill Richardson informes muestan que se trata de "un número de productos químicos nombrado como malos actores por Pesticide Action Network". Incluyen carcinógenos conocidos, disruptores endocrinos y otras toxinas como alaclor, acetoclor, atrazina, clopiralid, Dicamba y Thiodicarb.

Monsanto no sólo nunca asumió la responsabilidad por el impacto de sus productos químicos venenosos, pero hacen su mejor esfuerzo para evitar investigaciones que muestran efectos tóxicos. Por ejemplo, en 2011, Monsanto adquirió Beeologics, una empresa dedicada a restaurar la salud de la población de abejas, pues se especulaba entre científicos y  los medios de comunicación que un uso excesivo de pesticidas era responsable de la disminución de las poblaciones de abejas.

Monsanto también amenaza la sostenibilidad de la agricultura porque sus productos requieren el uso de grandes cantidades de agua y combustibles fósiles en la agricultura. Mientras que los cultivos transgénicos se suponen que son más resistentes a la sequía, es en realidad al contrario. Don Huber, un experto, explica que  "toma dos veces ḿas aguaproducir una libra de una planta de soja Roundup ready cultivos tratados con glifosfato, que una planta de soja que no es tratado con glifosfato."

Monsanto es una grave amenaza para el cambio climático debido a su modelo de agricultura intensiva en energía y la promoción del etanol como fuente de combustible. La Asociación de consumidores orgánicos agrega: " la producción y procesamiento de cultivos de OGM de Monsanto, desde la deforestación al uso de pesticidas y fertilizantes en base a combustible fósil; la contaminación y transformación de las granjas, y de la distribución de alimentos, se estima que producen hasta un 51% de las emisiones de gases de efecto invernadero."

Como resultado de la comercialización de Monsanto, hay un montón de mitos sobre los OMG . La verdad es que los alimentos transgénicos son diferentes de los alimentos tradicionales y no son ni más nutritivos – ni se han demostrado ser seguros para comer. Un limitado número de estudios realizados hasta el momento indican que los alimentos transgénicos pueden causar daño renal y hepático. Cultivos transgénicos no producen mayores rendimientos de los cultivos o facilitar la vida de los agricultores, ni son una clave para alimentar al mundo. El uso de semillas-OGM hace daño ambiental incrementando el uso de pesticidas, combustibles y agua. Y provocan el mayor problema ambiental del mundo: el cambio climático.

Monsanto: Una amenaza para la biodiversidad y la agricultura independiente

Una de las claves para la sostenibilidad y durabilidad en tiempos de estrés ambiental es la biodiversidad. Esto significa la existencia de muchas variedades de plantas y los insectos, hongos y bacterias que necesitan para sobrevivir, para que los alimentos pueden ser utilizadas bajo diferentes condiciones. Con el cambio climático sobre nosotros, el medio ambiente está en un estado de gran tensión: son comunes las nuevas variedades de insectos y de malezas, pasando de sur a norte. Este es un momento cuando la biodiversidad es más importante que nunca.

Años de agricultura basada en la química sin embargo han envenenado el aire, agua, suministros de suelo y alimentos, que ha matado a muchos seres vivos y ha provocado una disminución de la biodiversidad. Además de causar enfermedad en los seres humanos, el uso de herbicidas y pesticidas está contribuyendo a una rápida extinción de las especies  de animales, insectos y plantas beneficiosas.

Monsanto está empujando la agricultura hacia una menor biodiversidad concentrando el suministro de semillas del mundo bajo su control. A través de la promoción de sus cultivos alterados genéticamente, contaminación de las semillas tradicionales y la práctica de la monopolización, Monsanto está dominando rápidamente nuestro sistema alimentario global.

Genes de Monsanto se encuentran actualmente en 40 por ciento de los cultivos en los Estados Unidos. A marzo 2013 Informe 86 por ciento del maíz, 88 por ciento de algodón y 93 por ciento de la soja cultivada en los Estados Unidos ahora está genéticamente modificada (GE), lo que la opción de cultivo no GE es cada vez más difícil. Como los cultivos GE se difunden e infectan o mezclan con cultivos tradicionales, resulta más difícil de conservar las semillas tradicionales. Esto crea un gran problema porque, como ya comentamos anteriormente,GE cultivos son insostenibles para una variedad de razones.

Los esfuerzos de Monsanto para dominar el mercado comenzaron con la compra de la competencia desde 1982. En la década después de mediados de los 90, Monsanto gastó más de $12 billones para comprar por lo menos 30 empresas, con lo  que contribuyen a la disminución de empresas semilleras independientes. Una de las grandes compras que consolidó el mercado era un 1997 la compra de semillas de la Fundación de Holden y dos distribuidores de semilla de Holden a $1,02 billones de dólares. Holden fue un gran productor independiente de semilla básica del país. La compañía permaneció en la familia Holden durante tres generaciones. Produjeron la semilla que se sembró en alrededor del 35% de la superficie cultivada de maíz en USA y fue el mayor productor estadounidense de maíz de la Fundación, la semilla de la cual se hacen híbridos.

Jill Richardson describe la agresividad con la que Monsanto utiliza su mercado de la energía "para conseguir que los distribuidores de semilla no almacenen muchos productos de sus competidores... restringen la capacidad de las empresas de semillas poniéndose de acuerdo con sus competidores. Es famoso que los agricultores que siembran semillas patentadas de Monsanto firman contratos que les prohíben el ahorro de semillas y replantar sus semillas. Prometió rebajas a los agricultores, éstos aseguraron que Monsanto  ofrece al menos el 70 por ciento de su inventario para mantener competidores fuera del mercado. Como resultado de esto, a través de compras u obligando a los competidores a la quiebra, ha disminuido el número de productores de semilla independiente de 300 a 100 menores desde mediados de la década del 90. Monsanto también requiere utilizar sus semillas Roundup Ready sólo con Roundup, manteniendo así a los competidores fuera del mercado.

El resultado ha sido el aumento de los precios para los agricultores y consumidores. Desde 2001, Monsanto ha más aumentado a más del doble el precio de las semillas de soja y maíz y a los agricultores les ha dicho que espera que siga subiendo los precios. Según un un informe de marzo 2013, desde 1995 hasta 2011, el costo para sembrar una hectárea de soja promedio ha aumentado 325%; algodón 516% y precios de semillas de maíz son por 259%. El alza de precios ha tenido un efecto mortal en la India, donde más de 270.000 agricultores se suicidaron bebiendo pesticidas, ellos cultivaban el algodón Bt de Monsanto, y se hundieron debido a la creciente deuda sin fin.

La mayor amenaza de la pérdida de la biodiversidad en los mercados de semillas es la capacidad de adaptarse a los cambios de clima cada vez más impredecible. Como informes de Salon: "muchos de los criadores de semillas y minoristas Monsanto eran expertos familiarizados con el suelo de la región y adeptos en el mejoramiento de cultivos adecuados a los caprichos de plagas locales y clima. Esa extensa red de conocimiento local y experimentación ha sido severamente adelgazada." Richardson agrega, cuando los cultivos son "demasiado genéticamente homogéneos,." entonces son vulnerables a una sola enfermedad o plaga que puede aniquilar
Un informe de marzo de 2013, Agricultores de gigantes vs estadounidenses de semilla , encontró que la dominación de semillas de Monsanto también está reduciendo el número de agricultores independientes. Según el informe, a partir de enero de 2013, Monsanto, alegando violación de patente de la semilla, había presentado sendas 144 demandas 410 agricultores y 56 empresas campesinas en por lo menos 27 Estados diferentes. Algunos de estos agricultores están demandados porque el polen lleva productos de Monsanto en sus granjas. Hay tantos casos es imposible resumirlas en este artículo, pero la Asociación de consumidores orgánicos tiene un excelente sitio web para obtener más información sobre ésta y otras controversias de Monsanto.

Monsanto: Es un  ejemplo de cómo el gobierno corrupto no puede trabajar en pro del interés público.

¿Crees que esta concentración de la industria daría lugar a un litigio antimonopolio? De hecho, poco después de asumir el cargo, la administración de Obama comenzó una investigación antimonopolio, tomando el relevo de varios Estados que buscaban en las prácticas del mercado de Monsanto. La investigación fue anunciada con mucha fanfarria, pero el pasado mes de noviembre, sin siquiera un comunicado de prensa, el Departamento de Justicia cerró la investigación, concluyendo que pudo haber sido una “táctica para frustrar los esfuerzos del Estado”.

Al principio de la investigación antimonopolio, había esperanzas de que un mercado con más diversas fuentes semilleras y competencia podría existir en el futuro, pero con la decisión de la administración de Obama sobre la investigación, Monsanto domina el mercado, y ha recibido el imprimatur de la legalidad y las prácticas abusivas que utiliza para comprar o destruir la competencia han sido ratificadas.
Monsanto es ejemplo de conexiones políticas, puerta giratoria, el gobierno compro-y-pago- corporativista; de esta forma es que opera el gobierno de Estados Unidos.

Open Secrets informes: Monsanto es uno de los más grandes gastadores en Washington. Se pasó de $6 millones cabildeando en DC en 2012, el mayor inversionista de la agroindustria. El siguiente fue Archer Daniel Midlands, gasto poco más de $1 millón.

Monsanto personifica la puerta giratoria entre la industria y el gobierno. Por lo menos siete funcionarios de Monsanto han servido en cargos de gobierno. Michael Taylor dejó FDA en 1984  para trabajar en King & Spalding, una firma de abogados que cabildea para Monsanto. Volvió a la FDA en 1991 y luego la abandonó para volver a Monsanto en 1994 como su Vicepresidente de políticas públicas; luego volvió a FDA como el actual "food zar," donde ha dirigido importantes avances para alimentos genéticamente modificados. Taylor jugó el papel principal en la introducción de rBGH (hormona de crecimiento bovino), que fue utilizado para aumentar la producción de leche de vaca, en el mercado de Estados Unidos en los años 90, con otros dos integrantes Monsanto-FDA, Dr. Margaret Miller y Susan Sechen, ambos de la oficina de medicamentos animales.

Otros veteranos en estos asuntos incluyen funcionarios de nivel alto: Arthur Hayes, Comisionado de la FDA de 1981 a 1983 y Consultor de la firma de relaciones públicas de Searle, que posteriormente se fusionó con Monsanto; Michael A. Friedman, ex comisionado interino de la FDA, que más tarde llegó a ser Vicepresidente de asuntos clínicos en Searle; y Virginia Weldon, miembro de la FDA Endocrinologic y Comité Asesor de fármacos metabólicos, después de retirarse como Vicepresidente de políticas públicas en Monsanto.
No es sólo la FDA donde tiene influencia la puerta giratoria de Monsanto. En la Corte Suprema de Justicia Clarence Thomas solía ser un abogado de Monsanto. Recientemente, la Corte Suprema fallada en contra de un agricultor que fue demandado por Monsanto, ordenando el agricultor a pagar $84.000 por daños.

Pero no es sólo la puerta giratoria el problema. Es también el hecho de que algunos altos funcionarios del gobierno "trabajan" para Monsanto mientras están en la oficina gubernamental. Un ejemplo ocurrió durante la administración Clinton cuando el gobierno francés estaba renuente a permitir que las semillas de Monsanto en suelo francés. Primero el  representante comercial Charlene Barschefsky instó al gobierno francés para permitir  las semillas. Cuando eso no funcionó, la Secretaria de estado Madeleine Albright presionó a favor de Monsanto en Francia. Cuando eso falló, el Presidente Clinton se tomó la tarea de dar al primer Ministro Lionel Jospin "un reclamo" sobre Monsanto. Incluso esto no funcionó. Finalmente, con el Vicepresidente Gore presionando a Jospin lo lograron.

Esto es sólo un ejemplo de muchos en que funciona el aparato de política exterior del gobierno de Estados Unidos en nombre de Monsanto. Cinco años de cables diplomáticos de WikiLeaks  de las administraciones de Bush y Obama revelan que el Departamento de estado presionó para que productos de la Monsanto se expandieran en todo el mundo y promovieron los alimentos genéticamente modificado en todos los sitios. El gobierno de Estados Unidos es un brazo de la comercialización de Monsanto y  de alimentos genéticamente modificados. De hecho, en agosto de 2011, WikiLeaks reveló que los diplomáticos estadounidenses solicitaron fondos para enviar los lobistas de la industria biotecnológica para sostener conversaciones con políticos y funcionarios agrícolas en "países de destino" en áreas como África y América Latina.

Además es indudable que en los nuevos acuerdos comerciales masivos, el acuerdo de Asociación Transpacífico y el acuerdo comercial que están negociando con Europa, Estados Unidos buscará incluir protecciones para Monsanto y los transgénicos. Los europeos involucrados en todos los aspectos de agricultura o seguridad alimentaria están muy preocupados de que las barreras comerciales bajen permitiendo OGM en Europa. En Europa, los transgénicos se cultivan actualmente en menos de 1 por ciento de las tierras de labrantío.

Cuando tratan de utilizar herramientas democráticas para cambiar, Monsanto y sus aliados gastan millones para confundir a los votantes y crear miedo. Fue claro en la iniciativa de California en noviembre de 2012 en el que se gastaron decenas de millones para evitar el requisito de que alimentos fueran catalogados como que contienen transgénicos o no. Grupos de consumidores continúan empujando para el etiquetado. Otro voto tendrá lugar en 2013 en el estado de Washington y Vermont puede convertirse en el primer estado en aprobar una ley que requieren etiquetado.

Aunque el etiquetado de alimentos que contengan OGM es necesaria en empresas de Europa y Estados Unidos como Walmart y McDonald, y en  Europa, Monsanto y sus aliados están tomando la lucha para prevenir etiquetado en los Estados Unidos a nuevos niveles.  Felizmente surgen delatores de esta situación, como Ronnie Cummins de los informes de la Asociación de consumidores orgánicos, a quienes Monsanto y sus aliados atacan,  e intentan conseguir el corrupto gobierno federal para aprobar una ley que prohíbe a los Estados a aprobar leyes de etiquetado.

 ¿Parece imposible todo esto? Más recientemente, Monsanto logró una victoria legislativa que enfureció a la gente la Ley de protección de Monsanto!! (llamada engañosamente: la provisión de seguros de granjeros) y que protege a Monsanto de las cortes. Por ejemplo, bajo la nueva ley, tribunales federales no pueden detener la venta o siembra de semillas genéticamente modificadas polémicas, no importa qué problema de salud pública pueda surgir sobre los organismos modificados genéticamente en el futuro. Ahora hay esfuerzos para agregar un jinete de batalla y lograr derogar esta medida.

Stop a Monsanto y hacia sensata política agrícola

El primer paso para detener el enquistamiento de los alimentos genéticamente modificados en nuestro suministro de alimentos es el etiquetado. Como se mencionó anteriormente, los Estados están avanzando en ese frente, a pesar de los esfuerzos de Monsanto para detenerlos. Se trata de la gran batalla, porque cuando la etiqueta de los alimentos, los consumidores tienen el poder del conocimiento y pueden optar por no comprarlos. Cummins informa que en Europa, el etiquetado de alimentos fue la clave para detener el desarrollo de los alimentos genéticamente modificados.

Una de las herramientas que utilizamos es el boicot. Grandes empresas de alimentos y bebidas que venden miles de millones de dólares de alimentos orgánicos y naturales financiaron la oposición de la industria para etiquetado de OGM en California. Marcas como Kashi, Cascadian Farms, Bear  Necked, Honest Tea, Odwalla, y otros necesitan que se les diga que no se compran sus productos si continúan financiando la ignorancia mediante el bloqueo de etiquetado de OGM.

Para proteger nuestros alimentos y salud, Estados Unidos necesita adoptar el principio de precaución , que significa productos deben ser probados como seguros antes de ser permitidos en el mercado. El U.S. se aplica una norma de la farsa de "equivalencia sustancial" que evita la necesidad de probar para seguridad. Aplicar el principio de precaución a los productos de Monsanto significaría una moratoria hasta que se demuestre su seguridad por independiente (no-corporativo-financiado), pruebas a largo plazo para la inocuidad de los alimentos así como la seguridad para la agricultura. Nuestra salud debe ser antepuesta a ganancias de Monsanto.

Las personas necesitan estar capacitad no sólo con información fidedigna sobre los alimentos genéticamente modificados y cómo evitarlas – es decir, comprar orgánicos y alimentos no procesados – sino también con acceso a los tribunales para demandar si la agricultura, el medio ambiente o la salud se daña por OMG. La derogación de la "Ley de protección de Monsanto" es un primer paso en esa dirección, pero la gente también necesita tener una mayor capacidad para demandar a las corporaciones que los han perjudicado.

Dos caminos que se suman: protestar por lo que no te gusta y construir lo que usted quiere. Eso significa que si bien alentamos agricultura apoyada por la comunidad, cultivar un huerto orgánico y local, preparar sus propios alimentos no procesados y trabajando para cambiar las leyes, también instamos protestas. Este 25 de mayo, casi 300 protestas están llevando a cabo en el mundo contra Monsanto en la Marcha contra Monsanto organizado por Occupy Monsanto. Únase a estas protestas.

Como con muchos otros temas, el futuro suministro de los alimentos del mundo está bajo el poder corporativo de unos pocos, ante quienes proponemos levantarnos y gritar.

Es evidente la corrupción del gobierno y la necesidad de una verdadera democracia en la que personas estén autorizadas a tomar decisiones por sí mismos sobre cuestiones básicas como qué tipo de alimentos consumen y qué tipo de plantas quieren cultivar. Resistencias populares a la concentración de la riqueza crece a medida que más personas demandan el derecho a controlar sus propias vidas.

Usted puede aprender más y escuchar nuestra entrevista con Ronnie Cummins, Patty Lovera y Adam Eidinger, "razones a Monsanto de protesta" enDespejar la niebla

Este artículo fue publicado por primera vez en Truthout
Kevin Zeese JD y Margarita Flores MD Co ClearingtheFOGRadio.org en que ley Radio 1480 AM Washington, DC y en medios de democracia económica, co-direct es nuestra economía y organizadores de la Ocupación de Washington, DC. Sus twitters son @KBZeese y @MFlowers8.

Fuente; El artículo original desde el que traduje es el siguiente:
http://www.globalresearch.ca/the-growing-global-challenge-to-monsantos-monopolistic-greed/5336076

Comentarios;

 

 

 
 

Posicionamiento contra transgénicos