Antropología Nutrición

INICIO COLUMNISTAS PACHAMAMA LA PROTEICA FM VIDEOTECA EDUCACIÓN LION YSS

La careteada de la FAO contra el Hambre

15/010/013. Por Sebastián Prates. Lic. Nutrición.


Razonamiento de la FAO; “Todos los años se pierde o malgasta en todo el mundo un tercio de los alimentos producidos, lo cual quiere decir que, en puntos intermedios entre la plantación de semillas en los campos y la alimentación efectiva de los 7 000 millones de personas del planeta, se pierden o desperdician 1 300 millones de toneladas de alimentos cuyo valor supera 1 billón de dólares EE.UU. Estas cifras resultan insostenibles en un mundo donde, según la FAO, 870 millones de personas carecen de alimentos suficientes. De hecho, según el estudio encargado por la FAO en el que se presentan estas cifras, bastaría con que dejara de perderse o desperdiciarse un cuarto de esta cantidad para poner fin al hambre mundial. Cuando se publicaron los resultados del estudio, la atención mundial se centró en la necesidad de mejorar la eficiencia de los sistemas de producción de alimentos. A la vez, la FAO había establecido Ahorremos alimentos (SAVE FOOD), iniciativa mundial fundada en una coalición de asociados de los sectores público y privado cuyo objeto era reducir las pérdidas y el desperdicio”.

“Las pérdidas y el desperdicio afectana la economía y al medio ambiente.
Desde una perspectiva más amplia, independientemente de si se trata de pérdida de producción o desperdicio en la venta al por menor, ese derroche reduce la oferta de alimentos disponibles en el mercado, lo cual probablemente eleva los precios, especialmente en los países en desarrollo, en los que los consumidores no pueden permitirse esos aumentos. A la vez, cuando se desperdician alimentos también se desperdician la energía y los recursos empleados para cultivarlos o producirlos, como las tierras y el agua."

"En un mundo que necesita multiplicar por dos la producción alimentaria para atender la demanda de una población que, según las previsiones, pasará de 7 000 a 9 000 millones de personas para 2050, resulta trágica la descomunal pérdida de alimentos en la cadena que va del campo al plato. Simplificando, se trata, en definitiva, de un panorama que el mundo no se puede permitir, como reconocen los asociados de SAVE FOOD que han asumido la responsabilidad de encontrar la manera de mejorar la eficiencia de la producción y, a la vez, la seguridad alimentaria mundial”. FAO.

Descargo;

La FAO argumenta que parte del hambre en el mundo se debe al desperdicio de alimentos, y que enfocarnos en ese problema y solucionarlo acabará con el hambre, un sueño para los lectores, un engaño de la FAO.
Los alimentos desperdiciados se deben al sistema de producción y distribución, a las metodologías veneradas por las grandes potencias. No desperdiciar alimentos entendería un cambio en los pilares de la economía mundial. Imposible considerar que se pueda interferir en los intereses corporativos de las grandes multinacionales.

Otro aspecto; si se pudiera solucionar el desperdicio de alimentos ¿Por qué irían a parar a África, parte de América Latina y Asia? La FAO asume que la disponibilidad y accesibilidad de alimentos obedece a la producción y al no desperdicio, falso. Obedece a las  políticas internacionales en la materia, que básicamente son de usurpación y de dependencia.  Y nos chocamos con el mismo muro otra vez; la reducción del desperdicio implicaría la reducción de la producción, porque definitivamente no habría regalías para los hambrientos.  Por lo tanto la reducción del desperdicio atenta contra los intereses de producción masiva.

La  FAO seguirá hablando sobre seguridad alimentaria y de sus Gigantes. Pero nunca escucharan de su voz “Soberanía Alimentaria”  (más allá de algún error), sinónimo de independencia y prosperidad, en este aspecto salió igual a su madre (ONU).

A los Homos Sapiens Sapiens; consuman solo aquellos que puedan,  y desperdicien “a piacere”, porque seguiremos produciendo por nuestra estabilidad. El desperdicio en necesario, lógico, y por cierto, inhumano.

 
 

12/10/013. Marcha en Uruguay contra Monsanto, el gigante de los Transgénicos.

 

 

 

 

 

12/08/013. Fotos de María Serena De Vecchi.

Muchas son de aromáticas, otras son habas, arvejas y diferentes tipos de hortalizas... en si es una huerta que tenemos en casa, totalmente orgánica ya que hacemos el compost con los residuos orgánicos de la casa. Ahora está todo chiquito, fueron transplantadas hace poco y cuesta porque es arena, pero bichitos no faltan, y lo de las abejas es una novedad, recién están saliendo.

El colibrí ese es nuevo nuevo, siempre vienen los verdes con blanco, hace un año y algo uno chiquito de pico rojo, y este año apareció este también! La huerta de casa.

 
Investigación en la feria de Clubes de la Ciencia.
 
La huerta de casa.

Epigenética alimentación

Nutrición del futuro PDF La Diaria
 
Hacia las oficinas de Monsanto
 
Informe Monsanto 2013.

Posicionamiento contra transgénicos

La responsabilidad también es nuestra (Glifosato)