Lic. Nutrición Sebastián Prates. Primer titular del claustro de nutrición, orden egresados.

12/9/012

ARISTOCRACIA EN LA ENYD. VERGUENZA UNIVERSITARIA.

Parecería que tiene que venir el mes de agosto para despertar, y ya pasó, pero la manada despertó, y a simple vista… no se volverá a dormir.

Estamos mis queridos compañeros y compañeras, ante la verdad de una vida, la manipulación continua, el ficticio poder en el que algunos todavía creen, estamos ante la aristocracia europea implantada en la ENYD, y cuando digo aristocracia es en su máxima expresión; los supuestos privilegiados y más capaces tienen  la toma de decisión.  La aristocracia es una concepto que desde hace muchos años ha caducado, se lo considera una excusa para la opresión de las masas. De hecho, la Universidad no quiere saber nada de la aristocracia y se enfoca en la interacción del hombre para la construcción de una sociedad, comunidad, grupo, más igualitario, digno. Es por eso que los actores universitarios tienen la obligación de no creerse superior a la hora de asistir, y tomo como ejemplo programas universitarios con enfoque social, porque de hecho no asisten ni asesoran…los asisten y los asesoran.  Hablamos de interacción e intercambio de experiencias humanas para el objetivo o meta final.

Pero la aristocracia continúa en la Universidad, está claramente marcada, geográficamente identificada, Paysandú y Andes, ENYD.  Estamos ante algunos docentes que manejan la escuela y siempre la manejaron…y así nos va…mirando al techo por las dudas que se nos caiga un ladrillo en la cabeza, teniendo cuidado al apoyarse del barandal porque podes terminar en el ascensor que no funciona y sirve como vivero.  Esta aristocracia que hoy nuevamente se explaya, esta vez desde hace más de 1 año no concediendo nuevos horarios para que los egresados que fueron votados por sus colegas participen en el co-gobierno, dando muestras de no querer democracia en el mismo. ¿Por qué?, porque “5 de agosto” desestabiliza lo cuidadosamente planificado; “La cocina”. 

Los tiempos cambian, y los dinosaurios van desapareciendo, un cambio de era en la nutrición, así lo debemos ver. Lo que antes nadie se animaba a decir, hoy se dice, contra quienes no se quería discutir, hoy se discute, con dignidad y fundamentos, y sin miedos. Nunca tuvimos miedo de los que tienen poder, mucho menos de los que no tienen poder, porque créanme, estas docentes, dinosaurios de la profesión desde una mirada Universitaria, de progreso, perspectivas, ampliación….tienen más tiempo de pintadas que “La última cena” de Da Vinci.   Nunca le ganaron a nadie, nunca hicieron algo digno por la escuela, y hasta se les olvida que la planta física que tienen, esa que se cae a pedazos, ahí donde toman el té; la gestionó un estudiante, de lo contrario estarían merendado en el viaducto.  No existe el poder a nivel académico, el poder lo tiene cada uno en su cabeza. Sí se hace presente ante el miedo, cuando nos asustan esos fantasmas que ni están. La escuela de nutrición y los docentes aristocráticos de la misma, tienen  menos peso que hormiga arriba de elefante. ¿Dónde está el poder?, bueno, seria hora que lo saquen a flote de una vez, muero por verlo.

El co-gobierno tiene que ser democrático, accesible a todos sus miembros, no flechando horarios faltándoles el respeto a todos los egresados que votaron, se expresaron.

Colegas; estamos ante la mediocridad universitaria, ante un perfil egoísta, envidioso, manipulador,  y que ciertamente nunca  consiguió por si solo  absolutamente nada. Así estamos.  Y todavía la gente me pegunta ¿Por qué no nos valoran?; la culpa, la culpa es toda nuestra, por creer en los dinosaurios… de la nutrición.

A quienes  nos votaron, a los que confiaron en nosotros, tranquilos, asumimos la responsabilidad con responsabilidad, nos torean y vamos pa adelante. Es por eso que sí en estos días ven algún que otro pasacalle, volante,  que los represente, sonrían, y digan eso es “5 de agosto”.  Esperamos y ojalá así sea el colectivo deje los espacios de co-gobierno en el claustro hasta que nuestros pares en comisión directiva tengan horarios donde puedan participar, y representarlos… a ustedes.

 

 

 

Comentarios;